lunes, 9 de noviembre de 2009

ESPERANZA , LA AMIGA CACHONDA DE MI ESPOSA


Cuando tu mujer tiene amigas tremendamente feas no tiene porque preocuparse. En cambio si lo haría si todas fueran como Esperanza. Para aquellos que fantasean hasta extasiarse con la posibilidad que un hembrón de esta naturaleza decida cachonear a sus amigas con sus maridos, es solo eso, una posibilidad. Hay que ser muy cabrón para que podamos ignorar semejante "bocatto di Cardinale" cuando se nos ofrece de esta manera. Eso es lo que el gringo piensa, y es justamente por eso que cae rendido ante la imponencia de esta máquina sexual.



.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada